Una, larga y blanca.

donald-trump-hillaryDonald Trump se ha convertido en el hombre más poderoso del planeta. Gobernará con una mano en el paquete y con la otra firmando cosas. La mano izquierda en su blanca y probablemente flácida polla. La mano derecha firmando decretos y leyes, que hagan realidad muchas de las barbaridades que prometió en campaña.

Los grandes medios de comunicación y los círculos político económicos, muy demócratas ellos, se muestran muy preocupados por la deriva que puede tomar el mundo durante los cuatro (tal vez ocho) años de gobierno de Donald Trump. Es cierto que el personaje es abominable y su ideología es peligrosa. Pero, ¿es real la amenaza y debemos estar preocupados? ¿Los medios y los políticos tienen miedo de verdad o simplemente es una táctica? Con dos semanas de reposo, trato de reflexionar sobre ello.

Para mí no es ninguna sorpresa el que en un país en el que sigue habiendo pena de muerte sin ni una sola reprimenda internacional, donde la venta de armas es masiva y de fácil alcance, donde la segregación racial sigue siendo imperante, el país de las invasiones, de los bombardeos, de Guantánamo, etc. gane un tipo como Trump. Lo que sí me sorprende es la ceguera de la prensa y el entorno político internacional ante este hecho. La mitad de los estadounidenses que han ejercido su derecho al voto ha convertido a un racista, machista, acosador y defraudador en su presidente. Esto no es más que convertir en carne y hueso al espíritu que gobierna a occidente aún hoy en día: el patriarcado blanco.

Seguimos viviendo en una sociedad extremadamente machista, desigual y racista. En España (más…)

Oda a la cobra

Estrenamos gobierno sin apoyos de sobra,

de corruptos, sobres y tresporcientos de obra.

IBEX  y PSOE arreglan la maniobra

y, de repente,  lo que más importancia cobra,

en un país al que se le supone zozobra,

es si Bisbal, a Chenoa, le hizo la cobra.

 

cobra