Una, larga y blanca.

donald-trump-hillaryDonald Trump se ha convertido en el hombre más poderoso del planeta. Gobernará con una mano en el paquete y con la otra firmando cosas. La mano izquierda en su blanca y probablemente flácida polla. La mano derecha firmando decretos y leyes, que hagan realidad muchas de las barbaridades que prometió en campaña.

Los grandes medios de comunicación y los círculos político económicos, muy demócratas ellos, se muestran muy preocupados por la deriva que puede tomar el mundo durante los cuatro (tal vez ocho) años de gobierno de Donald Trump. Es cierto que el personaje es abominable y su ideología es peligrosa. Pero, ¿es real la amenaza y debemos estar preocupados? ¿Los medios y los políticos tienen miedo de verdad o simplemente es una táctica? Con dos semanas de reposo, trato de reflexionar sobre ello.

Para mí no es ninguna sorpresa el que en un país en el que sigue habiendo pena de muerte sin ni una sola reprimenda internacional, donde la venta de armas es masiva y de fácil alcance, donde la segregación racial sigue siendo imperante, el país de las invasiones, de los bombardeos, de Guantánamo, etc. gane un tipo como Trump. Lo que sí me sorprende es la ceguera de la prensa y el entorno político internacional ante este hecho. La mitad de los estadounidenses que han ejercido su derecho al voto ha convertido a un racista, machista, acosador y defraudador en su presidente. Esto no es más que convertir en carne y hueso al espíritu que gobierna a occidente aún hoy en día: el patriarcado blanco.

Seguimos viviendo en una sociedad extremadamente machista, desigual y racista. En España (más…)

Oda a la cobra

Estrenamos gobierno sin apoyos de sobra,

de corruptos, sobres y tresporcientos de obra.

IBEX  y PSOE arreglan la maniobra

y, de repente,  lo que más importancia cobra,

en un país al que se le supone zozobra,

es si Bisbal, a Chenoa, le hizo la cobra.

 

cobra

Cuando fuimos ganando

Rayo Real MadridRayo Vallecano – Real Madrid. En el minuto 14 íbamos ganando 2-0 los de Vallecas. Increíble. Parecía que estaba más cerca lo que siempre soñamos cuando jugamos contra un grande, ganarles algún día. Siempre empezamos jugando mejor ya que Paco Jémez, tal vez el entrenador más valiente de primera división, obliga a sus jugadores a jugar igual de ofensivo sin importar el rival ni el resultado. Sabemos que es difícil hacer gol a estos equipos. Sus jugadores, además de tener una calidad extrema, tienen una condición atlética insuperable.

Así pasa muchas veces en la vida. Alguien consigue que nos creamos que lo tenemos. Dejan que nos ilusionemos. Que nos pongamos 1-0. Incluso 2-0. Sabemos que es difícil terminar ganando, que seamos los ciudadanos y las personas las que ganemos. Que lo más importante sea nuestro bien estar o como mínimo nuestra salud. O por lo menos la educación de los más pequeños. O siquiera tener qué llevarse a la boca.

Pero no, el poder juega con nosotros.

Aquel sábado mientras mandaba mensajes a amigos madridistas con la foto del 2-0 en el marcador, sabía que probablemente el Rayo Vallecano acabaría perdiendo. Pero quería disfrutar de ese momento. Con el 2-1 y con el 2-2, que seguía convalidando como heroicidad, creció el nerviosismo. Con el 2-3 sólo quedaba la esperanza de “y si al menos metiéramos otro, aunque fuera en un descuido”. Mientras lo esperábamos, nos contentábamos gritando señalando con el dedo a los Ultra Sur “todos los fachas, fuera de mi barrio”.

No llegó el gol. Los humildes siempre pierden.

La mujer que limpia para el centro de oficinas en el que trabajo lleva seis meses sin cobrar. Su jefa dice que solo le debe uno. El día de su cumpleaños le cortaron la luz porque no puede pagarla. Tuvo que pedir una pizza que para ella es carísima, para comerla con su hija y su nieto con quienes vive. A los dos días nos decía que solo quería cobrar para mandar dinero a sus familiares cuya casa se destrozó en Ecuador por el terremoto. ¿Qué salida tiene? Seguir trabajando gratis, a ver si algún día cobra una parte de su deuda. Mientras, esclavismo.

Nos dijeron que llegaba la vacuna de la Hepatitis C. Viene pronto, en breve. Ya está aquí, en muy poco tiempo la suministraremos. Ya la estamos suministrando, pero aquí no, paciencia. Ya la suministramos aquí, pero a usted no, espere. No me pregunte, sólo aguante. Vaya… por poco…se murió. ¿Cuántos enfermos se han muerto creyendo que llegaría el medicamento? Asesinos.

España es precaria. Es mentira que haya recuperación. Cada vez hay más becarios el 61% no cobra y el 73% de los que cobran dicen que la beca no sufraga gastos mínimos. Yo tengo una empresa. Tengo una becaria. En el convenio con su universidad me daba a elegir si la práctica era remunerada o no. Si lo era, yo decido lo que quiero pagar. Vergüenza. Si hubiera querido, tendría una esclava. En España se calcula que hay 180.000 jóvenes esclavos sin cobrar ni un duro.

Conozco muchos casos cerca de mí de precariedad laboral de mujeres formadas y con experiencia. Su problema: estar presuntamente cerca de que se les pase por la cabeza tener hijos. Encima, tienen que aguantar las preguntas ilegales: “tienes pareja?” o “tienes hijos?”, sin poder contestar como se merecen, por si aún quedan opciones de conseguir el puesto en esa entrevista. Discriminación.

Nos dicen que es una pena la foto del niño muerto en la playa, que vamos a hacer algo con los refugiados. Decimos que vendrán 17.000 y vienen 17, pero bueno, nos piden paciencia a los que nos indigna y mientras los colocamos en Turquía por cuatro duros a los que podamos y los que no, que se ahoguen como el niño muerto. Asesinos.

Y así podría seguir. Nos dicen en el telediario que hay recuperación, o sea, que vamos ganando 2-0. Pero cuando miramos hacia otro lado nos meten tres goles y nos vamos a casa perdiendo, una vez más.

Nos toca votar y nos dicen los sondeos que vamos reventar las previsiones. Algo va a cambiar. Ya no van a gobernar. Es mentira. No queríamos que nos gobernara ni PSOE ni PP. Tal vez nos gobiernen los dos. Nos dejaron ir ganando. Nos empataron. Y cuando quisieron, nos ganaron.

Martín Presa FlorentinoCuando metimos el 2-0 comenzó a diluviar. Los poderosos tenían cobijo. El presidente del Rayo se empapaba, como mis amigos y yo en nuestra zona de la grada. Mientras, el magnate Florentino utilizaba su acogedor paraguas. Parecía un aviso, como si de lo que estábamos disfrutando mereciera un castigo. Cuando comenzó la remontada madridista salió el sol. Parecía todo en su sitio de nuevo.

Hemos bajado a segunda. Me refiero al Rayo Vallecano. A España también.

Creo que pronto volveremos. Y cuando volvamos, os empataremos. Y después de empataros, os ganaremos. Me refiero al Rayo Vallecano. A España también.

 

El Ministro del Interior no es Cristiano

  cristiano-belenSi se hubiera filtrado una grabación de algún periodista del corazón o deportivo urdiendo algún montaje contra Belén Esteban o Cristiano Ronaldo, en España no se hablaría de otra cosa. Si fuera sobre el madridista, el presidente del gobierno además estaría enterado porque el Marca lo llevaría en portada. Todas las televisiones hablarían de ello. Habría especiales, polígrafos, denuncias, debates, juicios mediáticos y reales. El país estaría patas arriba.

Pero no, no es el caso. Las grabaciones que son noticia son silenciadas en la televisión pública. En algunas privadas son noticia, pero tapada y contrarrestada a continuación con una noticia de la omnipresente Venezuela (que todos olvidarán el día 27 de junio). Sólo cuatro tuiteros tratan de hacer el ruído que hace en unos pocos que el asunto sea trending topic durante un día.

Las grabaciones destapadas por Público pertenecen al Ministro del Interior intentando encontrar pruebas contra los partidos independentistas catalanes. El director de la Policía y la Guardia Civil. Ese que dice que tiene un ángel que se llama Marcelo que le ayuda en todo lo que hace, sobre todo para que no le pongan multas. El que da medallas a las viírgenes. El que nombra comisiario honorifico a Francisco Marhuenda. El que es responsable de varios de los informes filtrados sin sello ni origen claro, que la prensa cómplice airea sin comprobar su veracidad para intentar dañar a Podemos. El responsable de los guardias civiles que dispararon balas de goma en el agua a los quince inmigrantes que se estaban ahogando. El que se inventó que el día del asesinato de Jimmy había bukaneros. El hombre en cuyo mandato se ha detenido a Alfon, anarquistas, tuiteros, cantantes y titiriteros.

La publicación de las grabaciones supone probablemente el escándalo más grave conocido en la Administración pública después de los GAL. El responsable de la seguridad nacional tramando planes para cargarse mediáticamente a adversarios políticos. Nadie dimite.

Screenshot_20160623-231814~2El domingo Jorge Fernández Díaz es el responsable del traslado y recuento de nuestros votos. Él no se va. Su jefe no le va a echar. De nosotros depende que cuando termine de contar los votos, tenga que hacer las maletas y se vaya a su casa.

Echemos a los cerdos de la pocilga en la que han convertido este país. Saquemos a las ratas de las cloacas mediáticas.

Dios ya no existe

esperanza-aguirre-

Dios no existe
Hace más de 20 años que soy un ateo convencido. Sin embargo,  acabo de descubrir que he vivido equivocado todo este tiempo. No existe ahora, pero existía hasta el domingo pasado. Ha existido desde el principio de los tiempos, pero el domingo dimitió. No un poquito, como Esperanza Aguirre, sino del todo. Dimitió porque le ha estado persiguiendo durante décadas para llevársela con él y dejara de molestarnos.

 

helicoptero-aguirreMuerte
Primero planeó un accidente de helicóptero mientras viajaba con un pobre bobo al que años más tarde, para compensar los daños colaterales, convirtió en presidente del gobierno para lo que alteró la voluntad de millones de españoles que votan a un tonto una y otra vez, sin que el resto nos expliquemos el porqué. El Altísimo lo intentó de nuevo mientras dormía en un hotel de Bombay, urdiendo un atentado terrorista. La tía salió tan pancha con sus zapatillas de felpa como si nada. Dios, ya de muy mala hostia, fue capaz de recurrir a lo último, el cáncer. Espe ni se inmutó. Se retiró un tiempo y como nueva, superado.

 

granados-y-esperanza-aguirreCárcel
Dios se cansó y pensó que si no podía llevársela, por lo menos que viviera encarcelada. Preparó una buena estrategia. Llenó el PP de Madrid de ladrones sin escrúpulos. Creó varias tramas para que la banda de ladrones tuviera donde robar. Ella iba cayendo en la trampa cada vez más y más. Cuanto más importante era el cargo nombrado por Aguirre, más ladrón era el elegido. Pero ella es más lista que Dios y le pilló. Espe destapó la trama Gürtel.

Mandó sobres con dinero, pero ella no los cogía. No los necesitaba. Dios no se dió cuenta de que le había mandado una vida de rica y vivía en un palacio con garita y escolta. Se hicieron obras en la sede del PP con dinero negro, como Dios manda, pero los obreros se saltaron su planta.

Harto de la condesa, después de intentar desquiciarla durante años con su enviado divino Alberto Ruiz Gallardón al que derrotado se tuvo que desterrar a impartir justicia para prohibir el aborto, por fin la pilló en un renuncio. Zas! En medio de la Gran Vía, su coche en el carril bus siendo multada. Ella, tan señora y tan digna no pudo soportar aquello y después de recurrir a la amenaza y al macarrismo, cayó en la tentación de Dios y su soberbia la empujó a huir, no sin antes golpear la moto de uno de los agentes. El Señor se frotaba las manos imaginándola presa. En el país en el que por un tuit o por una sátira títere en mano te meten en la cárcel, ese episodio debía llevarte al calabozo de cabeza. Cualquier ciudadano que hubiera protagonizado algo similar hubiera pagado bien su acto. Esperanza salió indemne. Jueces, medios y lo que haga falta, a sus pies.

Pactar con el diablo
Tras su etapa en una empresa de cazatalentos por la que fichó, gracias a los méritos demostrados eligiendo a los más insignes ladrones en la Comunidad de Madrid, volvió a dedicarse a la política porque ella lo valía. Ganó las elecciones para la alcaldía de Madrid, pero un grupo de proetarras y provenezolanos sacó un gran resultado tal, que con el apoyo de otra fuerza le robaba la alcaldía. Ella, con Dios en horas bajas, tanto que se le coló hasta una asaltacapillas, Esperanza decidió ofrecer pactos hasta con el diablo para que no gobernaran. No lo consiguió. Pero da igual, ella con su coño moreno va todos los días al Ayuntamiento de Madrid a liarla. Lo mismo le da si se tiene que inventar una información o si tiene que llamar chavista o etarra a alguien, ella sale todos los días en la tele indignada.

Apocalipsis
Pero seguían hablando de ella. Que si ese consejero era un corrupto, que si aquel alcalde había robado, que si Granados era su mano derecha, que si Gürtel, que si Púnica. Esperanza Aguirre se hartó. El domingo dijo que se iba, pero un poco. Dimitió de lo de la corrupción para dedicarse de lleno a lo de los trajes de los Reyes Magos, los títeres y el departamento de ETA y Venezuela del grupo popular del Ayuntamiento de Madrid.
Dios no pudo más. El domingo, cuando acabó su misa más concurrida, la de 12, se enteró de la rueda de Esperanza Aguirre y dimitió para siempre. Nos dejó en manos de Esperanza.

Bicho malo nunca muere.

Estoy a punto de ser encarcelado

Es cierto, no os penséis que estoy broma. Estoy muy cerca de ir a prisión, a un paso. No era consciente hasta hoy. Lo he pensado cuando me dirigía como cada lunes a mi grupo de improvisación teatral. Por si nunca habéis ido a un espectáculo de “impro”, éste consiste, en diversos formatos, en representar piezas teatrales a partir de una idea totalmente desconocida por los actores y que habitualmente proviene de papeles elegidos al azar que contienen frases que escribe el público antes de comenzar la representación.

He visualizado cómo en la próxima muestra que haremos a primeros de abril, alguien puede tener la idea de poner en el papel alguna frase relacionada con terrorismo y me toque fingir ser miembro de una banda o que algún compañero me proponga sobre la marcha de la escena preparar algún atentado de algún grupo terrorista inventado. Si tengo la mala suerte de que me encuentro entre el público con alguna de las personas cuya vida se dedica desde hace unos meses a criminalizar cualquier gilipollez de gobiernos nuevos en algunas ciudades, normalmente escondiendo espíritus fascistas y moral meapilas, estoy muy cerca de tener problemas.

presosDesde el sábado unos titiriteros duermen en la cárcel por representar un montaje en el que un policía de trapo preparaba contra otro personaje también de trapo, colocándole una pancarta de un grupo terrorista que no existe. La realidad supera la ficción y los que prepararon la ficción ven hecha realidad su historia al ser acusados de una manera completamente infundada por enaltecimiento de terrorismo, algo que en absoluto sucede en la escena, por un expolicía de tiempos de Franco, que colgó la porra para impartir su justicia, habiendo alcanzado nada menos que la Audiencia Nacional.

Hablo en serio cuando digo que me siento cerca de ir a la cárcel. Si algún día decido dedicarme a la improvisación puedo estar a un papelito con una frase que me lleve a representar un delito en la ficción y me la juegue con que alguien llame a la Policía y acabe en la Audiencia Nacional, a ver si me toca un juez u otro.

También podría pasarme si vuelvo a interpretar con el grupo Perro Raro “Africano” una canción que trata irónicamente el desprecio de muchos a quien viene a ganarse la vida o “Nana para un Niño Iraquí”, canción que habla de cómo desde occidente convencemos a muchos pueblos que lo mejor que podemos a hacer por ellos es lanzar unas cuantas bombas. Podían acusarnos de racismo o de declaración de guerra. Igualmente he podido estar cerca de ir a prisión cuando me dio por hacerme una cuenta de Twitter de ficción, en la que me divertí haciendo una parodia de Ana Botella y me dedicaba a hacer bromas ácidas en Twitter, siendo especialmente beligerante contra periodistas y políticos. Son varios los tuiteros o cantantes con penas de prisión.

No quiero pensar qué le habría pasado a mi amigo Dani y a su compañero de escena, que en su última representación encarnaba a un racista y maltratador, al que una de sus víctimas acababa violándole por el culo, antes de comerle los ojos.

Y sí, había niños viendo los títeres. Está claro que se puede y debe evitar, sobre todo si un padre considera que algún contenido es impropio para sus hijos. Pero es que, aunque los filtros de algunos hayan fallado, a pesar de haber estado anunciado que el espectáculo no era para niños, uno como padre puede actuar. Si no, los padres alterados, la mayor parte cortados por similar patrón, pueden poner el mismo empeño que cuando les explican cada día el telediario o cuando les llevan a una procesión (para mí, un espectáculo deplorable para un niño). En este vídeo podéis comprobar el auténtico horror de la función y cómo los niños asistentes jamás olvidarán lo que vieron.

Esta mierda de país en el que muchos tienen convertida a España, está dando los últimos coletazos para intentar evitar que llegue alguien distinto al poder. Y ponen toda la maquinaria para intentarlo. La manipulación brutal de los medios de comunicación, el más recalcitrante Poder Judicial y mierda, mucha mierda. Mientras sigue habiendo desahucios todos los días, sigue sin bajar el paro,  la hermana del Rey y el PP valenciano al completo en el juzgado, se habla de los putos trajes de los Reyes Magos y de dos muñecos de trapo con un cartel de Alka-ETA en Madrid en una función ya contratada por el PP de Granada.

Y en parte lo están consiguiendo. Me parece que Manuel Carmena ha dado una rueda de prensa cobarde. Como exjueza debería haber exigido la liberación de los dos titiriteros y cerrar filas ante un hecho tan grave. No da ni para hablar de la función ni de responsables mientras haya dos presos por un delito inventado por un juez.

Me dirijo ahora al público fascista y meapilas responsable de esta arenga continua de medios y redes sociales. Nos tenéis hasta el mismísimo coño, pero lo que no vamos a hacer es callarnos. Y sabemos que si seguimos intentándolo habrá más en la cárcel, como las encarceladas durante la visita del Papa, como los tuiteros, como los que paran desahucios, como Alfon.

Si algún día tengo hijos les explicaré con títeres que hay señores muy malos que desahucian, que votaban a un señor muy cara dura como Rodrigo Rato, culpable de esos desahucios. Que muchos de sus amigos nos robaban y todos sabíamos que eran delincuentes pero que no iban a la cárcel, incluso presidían o reinaban España. Y entre todos nos metían a nosotros en la cárcel. Y Rodrigo, Jordi, Rita, los asesinos de Jimmy, Mr. X, los de los sobres, los de la burbuja, los de las black y los de la guerra, en su casa. Nosotros en la hoguera.

Registro en la sede del partido de gobierno

La sede del Partido Popular ha sido registrada por la Policía. Tras el informe de los registros, se ha determinado que los discos duros de los ordenadores requeridos fueron previamente borrados. Este hecho hace crecer la sombra de duda sobre el partido de gobierno, especialmente despues de que se supiera que el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, envió un mensaje de apoyo al extesorero al conocer su sentencia de etrada en la carcel.

No solo fueron muestras de apoyo, sino que cuando el extesorero Luis Bárcenas fue imputado, éste fue renovado con 24.000 € de sueldo mensuales sin ocupar puesto alguno en el partido. En los papeles de la doble contabilidad, el presidente figura junto a la cúpula del partido como receptor de sobres con dinero negro enviados por empresarios, en su mayor parte constructores, a cambio de importantes concesiones.

Estos hechos, junto con las tramas de corrupción generalizada en el partido, especialmente en Madrid y Valencia (Gürtel y Púnica), ponen en duda la honestidad del Partido Popular, sus dirijentes y su propio presidente. Sin embargo, fuentes del gobierno venidas del futuro anuncian que no habrá ninguna dimisión. Ningún miembro del partido dejará su puesto, salvo para ir a la cárcel si así lo quiere la Justicia.

inocente

Jajaja, habéis picado INOCENTES!!!!! Cómo os la he colado!!!!

Un abrazo y felices fiestas.